The Wrestler – Los Sueños llevados al extremo

El miércoles pasado fui, después de mucho tiempo, al cine. Fue mi propósito reiniciar mi romance con la pantalla grande viendo la película de Darren Aronofsky, “The Wrestler” (“El Luchador”, en español).

Debo confesar que lo primero que captó mi atención de esta película fue la excelente canción de Bruce Springsteen y la descripción del personaje que encarna Mickey Rourke, Randy “The Ram” Robinson, el “one trick pony”…

Esperé ver esta película por Bruce, demás está decir que soy su fan, y también por Mickey Rourke, quien nos entregara una inquietante actuación en “9 semana y media”, que había estado desaparecido por mucho tiempo hasta “Sin City”, y luego vuelto a esfumarse de las carteleras.

Desde hace ya un buen tiempo que no veo películas ganardoras de Oscares, al menos no después de haber ganado la “codiciada” estatuilla. Dicho esto, admito que me alegré de que ni Mickey ni Bruce hubieran ganado el Oscar, el primero compitió por él y el segundo fue obviado por la susodicha academia, es que creo que sus contribuciones a la película requieren de esa dosis de malditez que un Oscar les quitaría y que es imprescindible para un film como este.

La historia no tiene pausas y es un seguimiento despiadado de Randy “The Ram”. Desde el principio nos metemos en su circunstancia, en su tragedia personal, en sus excesos y en ese mundo de luchadores que, como en un circo, van de pueblo en pueblo presentándose ante 100 o 200 personas, en el mejor de los casos, pero con el sueño incólume, metido en sus venas, de un gran evento con 20,000 espectadores, como si eso fuera el fin supremo de sus vidas. Ello sin que el mismo Randy o los demás luchadores se planteen la cuestión más cruel, aquella que los devolverá de manera inmisericorde a la realidad: “Y luego… ¿qué?”

En los primeros minutos nos damos cuenta de la vida totalmente desordenada y profundamente mediocre de Randy, pero todo cambia para él cuando después de una pelea, y de unos cuantos dólares, le da un ataque cardiaco que le cambia la forma de ver la vida. Intenta una relación con la hija que nunca vió, Stephanie (personificada excelentemente por Evan Rachel Wood), y otra con la bailarina de bar nudista de la que era cliente, Cassidy (una formidable Marisa Tomei). En la primera fracasa luego de un comienzo prometedor. En la segunda relación no le va mal y es que luego de una discusión decide mandar todo al diablo y continuar con la vida que llevaba. Además, renuncia al trabajo con el que comía y pagaba la renta, es que Randy sentía que estaba para cosas más importantes que estar trabajando en un supermercado.

Randy no se permite fallar en esos momentos, no se permite esperar, no se permite reintentar o perseverar en lo que puede salvarlo. Entonces él decide hacer lo que siempre hizo porque es lo único que sabe hacer, ser la máxima “estrella” de la lucha y revivir una pelea de hace 20 años. Pero aún antes de reafirmarse en su decisión tiene una última oportunidad de cambiarlo todo, tiene la salida en Cassidy: ¡Vamos Randy, ella es la puerta hacia algo mejor, ella esta aquí, no la dejes ir, vamos…! Pero la decisión estaba tomada o simplemente no puede ver lo que tiene frente a él entonces se mantiene en la opción tomada…

Al finalizar la película me quedé perplejo, no esperando más sino tratando de asimilar la decisión de Randy “The Ram”… Y en eso la canción y el “one trick pony” y el “one legged dog” y el “scarecrow” y… Entonces vinieron las preguntas, esas que al final es inevitable hacerse: ¿Seremos, digo, seré como Randy? ¿Es que no podemos dejar nuestros sueños y luchas y cambiarlos por otros? ¿Es que acaso es nuestro, digo mi destino acabar como él siguiendo sueños inalcanzables?

Definitivamente “The Wrestler” ya es un “film de culto”, a pesar de una academia pusilánime que rara, pero muy rara vez, premia lo que en verdad vale la pena.

Para ir a mi otro post sobre La Lucha, tema de la película y de la canción hacer click aquí.

Bruce SpringsteenThe Wrestler
Album’s version

Two, three, four

Have you ever seen a one trick pony in the field so happy and free?
If you’ve ever seen a one trick pony then you’ve seen me
Have you ever seen a one-legged dog making his way down the street?
If you’ve ever seen a one-legged dog then you’ve seen me

Then you’ve seen me, I come and stand at every door
Then you’ve seen me, I always leave with less than I had before
Then you’ve seen me, bet I can make you smile when the blood, it hits the floor
Tell me, friend, can you ask for anything more?
Tell me can you ask for anything more?

Have you ever seen a scarecrow filled with nothing but dust and wheat?
If you’ve ever seen that scarecrow then you’ve seen me
Have you ever seen a one-armed man punching at nothing but the breeze?
If you’ve ever seen a one-armed man then you’ve seen me

Then you’ve seen me, I come and stand at every door
Then you’ve seen me, I always leave with less than I had before
Then you’ve seen me, bet I can make you smile when the blood, it hits the floor
Tell me, friend, can you ask for anything more?
Tell me can you ask for anything more?

These things that have comforted me, I drive away
This place that is my home I cannot stay
My only faith’s in the broken bones and bruises I display

Have you ever seen a one-legged man trying to dance his way free?
If you’ve ever seen a one-legged man then you’ve seen me

Para ver la traducción de la letra, clic aquí.
Para saber más sobre la canción (en inglés), clic aquí.

Las Hipotecas y la Responsabilidad de los Bancos – Johnny 99

Hemos escuchado y/o leído y/o visto en los medios que la crisis financiera que nos agobia tiene su origen entre otras cosas en un crack inmobiliario, del cual los bancos son víctimas, ya que los clientes no pueden pagar sus hipotecas u otras clases de créditos inmobiliarios. Hasta ahí la lectura objetiva (?) de los medios.

¿Los bancos son las víctimas? Ese es bien dífícil de creer y en este caso es una mentira tan grande como el sol que nos ilumina y como el dinero que se va a emplear en el rescate financiero. Veamos el porqué.

Cuando se va a pedir un crédito hipotecario, el banco le pide a un el reporte de ingresos y nos hace una evaluación de nuestras posibilidades de pago. A su vez, envía a un valuador a la propiedad que va a ser hipotecada.

En los últimos años hemos asistido a un alza impresionante en los precios de las propiedades. Hace casi tres años estuve en Miami y pude ver que el precio de las propiedades se había disparado entre 10 y 20 veces en comparación con 1987. ¿Y la inflación? Ni siquiera llegó a 100% en Estados Unidos.

Consideremos otro aspecto. Si, por ejemplo, un constructor va a un banco para financiar un proyecto de condominios, el banco va a saber exactamente cuánto va a costar construirlo. La experiencia nos enseña que los constructores consideran que se debe ganar entre 2 y 3 veces más del costo de construcción, menos es pérdida (???!!!) y ésto en el mejor de los casos para los compradores.

Volvamos a preguntarnos, ¿son los bancos víctimas, los buenos de la película? ¿Acaso, como hemos visto, los bancos no pueden intervenir para que los precios de las propiedades no se disparen? Claro que pueden y deben hacerlo, pero los bancos son los bancos y últimamente has demostrado una codicia y voracidad inmensas.

Pero eso sí, si meten la pata y hacen malos créditos o simplemente los accionistas se roban el dinero que manejan, inmediatamente “piden ayuda” a los gobiernos. Pero, ¿quiénes pagan la ayuda? Pues todos los ciudadanos de a pie que pagamos nuestros impuestos, esos mismos por los que ellos sienten el mayor de los desprecios. Nosotros, o sea el gobierno, tenemos la “obligación”, léase bien, la “obligación” de “ayudarlos” o sea , regalarles el dinero, pero ellos no tienen ninguna.

Roguemos a Dios para que esta crisis nos deje el legado de bancos regulados y estrictamente controlados, lo cual no significa renunciar a una economía de mercado y de libre competencia. La sociedad como tal tiene el derecho y el deber de protegerse de cualquier práctica empresarial mesquina, desleal, predatora e ilegal.

Acompaño este post con Johnny 99, de Bruce Springsteen, con un tema extremo, pero actual. ¿Que Johnny 99 es un delincuente? Sí. ¿Y los banqueros codiciosos? ¿Unos señores? ¿Personas de bien? Lo dejo alli…

Para ver la traducción de Johnny 99 da clic aquí.

Es impresionante cómo ha ido cambiando Johnny 99 con el tiempo, ¿verdad?
El primer video es del mítico Born in the USA Tour de 1984 (versión más cercana a la original) y la segunda con la banda de The Seeger Sessions en el 2006.

Bruce SpringsteenJohnny 99

Well they closed down the auto plant in Mahwah late that month
Ralph went out lookin’ for a job but he couldn’t find none
He came home too drunk from mixin’Tanqueray and wine
He got a gun shot a night clerk now they call’m Johnny 99

Down in the part of town where when you hit a red light you don’t stop
Johnny’s wavin’ his gun around and threatenin’ to blow his top
When an off duty cop snuck up on him from behind
Out in front of the Club Tip Top they slapped the cuffs on Johnny 99

Well the city supplied a public defender but the judge was Mean John Brown
He came into the courtroom and stared young Johnny down
Well the evidence is clear gonna let the sentence son fit the crime
Prison for 98 and a year and we’ll call it even Johnny 99

A fistfight broke out in the courtroom they had to drag Johnny’s girl away
His mama stood up and shouted “Judge don’t take my boy this way”
Well son you got a statement you’d like to make
Before the bailiff comes to forever take you away

Now judge judge I had debts no honest man could pay
The bank was holdin’ my mortgage and they was takin’ my house away
Now I ain’t sayin’ that makes me an innocent man
But it was more ‘n all this that put that gun in my hand

Well your honor I do believe I’d be better off dead
And if you can take a man’s life for the thoughts that’s in his head
Then won’t you sit back in that chair and think it over judge one more time
And let ‘em shave off my hair and put me on that execution line

Born to Run – Nacido para Correr

Y por fin llegamos, digo, llegué… 20 de febrero, un año más, toda una colección de días gastados, consumidos, exprimidos, a veces muy intensamente, otros no tanto. A veces los días se fueron acumulando uno tras otro, como cuando uno cuenta un montón de papeles, uno tras otro, igual si fue azul, igual si fue negro, igual si marrón, blanco o naranja.

Días de alegrías y esperanzas, de dolor y desencanto, de luchas y sueños, de logros y realizaciones, de llamadas y teléfonos descolgados. ¡Días, mis días! ¿Que pude haber hecho otras cosas y logrado otras metas? Sí, pero esta es mi vida. Mi vida y la de nadie más. Una vida que no cambiaría por otra. Una vida con aciertos y muchos errores y horrores.

Me tomó una vida para descubrir tardíamente mi vocación. Una vocación que nunca me interesó hasta hace sólo un tiempo. Tal vez si… Nada de “tal veces”, ahora lucho por tratar de incorporarme lo más profesionalmente a mi vocación y adornar mi vida con ella.

En estos últimos tiempos me puse a pensar en el propósito de mi vida. Cuál era el razgo que la distinguía. Qué me hacía diferente de los demás, no mejor ni peor. Inmediatamente pensé en mis sueños, y es que ellos me distinguen. Mucha gente es práctica y se ufana de ello, allá ellos. Yo sin sueños no puedo vivir. El día que no tenga sueños, estaré muerto. Entonces, punto uno, mis sueños.

El punto uno me lleva inevitable y lógicamente a, un punto dos que podría sorprender a muchos, la lucha. Tal vez se pueda pensar que el soñador es un sujeto que vaga por el mundo con sus sueños a cuestas, pero no es así. La lucha se desarrolla interna como externamente. La lucha interna, la lucha con uno mismo es mucho más intensa que en otras circunstancias, es luchar por no quedarse acostado soñando sino entrar en acción para realizar los sueños.

Alguien alguna vez dijo: “Temo a los que sueñan despiertos, porque ellos son los que realizan lo que se proponen.” Y sí, así soy yo, soñador, pero de los que sueñan despiertos y luchan por sus sueños.

En esa realización de mis sueños soy capaz de darme completo, dejar todo y arriesgarlo todo. Y de allí es que tiene sentido la canción Born to Run de Bruce Springsteen, es que nací para correr por mis sueños, para encontrar un lugar bajo el sol, para lograr lo que siempre quise y quiero, para luchar hasta las últimas consecuencias, para arriesgarme e intentar lo más absurdo y peligroso con tal de lograr lo que he soñado.

Los sueños son el motivo de mi vida. ¿Y el amor? ¿Acaso también el amor no puede estar dentro de mis sueños? ¿Acaso el amor no tiene mucho de sueño? De sueño y de realidad.

Estoy convencido de que, aunque muchos pudieran decir lo contrario, mi vida, esta vida que me toco vivir, vale la pena. Y es por esta vida que aún tengo esperanzas, ilusiones y sueños. Y los sueños, no son sólo sueños. ¿Entonces que son? En mi caso, son los motores que me impulsan a seguir adelante, a perseguirlos, a luchar por ellos, a correr por alcanzarlos, a vivir.

Posteo dos versiones de Born to Run. Una en vivo, la original, con el ritmo trapidante que le imprime una E Street Band cada vez más sólida y legendaria. La segunda, es una versión acústica con la que terminó el Tour Tunnel of Love de 1988, con unas breves palabras pero muy intensa de Bruce Springsteen.

Bruce SpringsteenBorn to Run
In the day we sweat it out in the streets
of a runaway American dream
At night we ride through mansions of glory
in suicide machines
Sprung from cages out on highway 9,
Chrome wheeled, fuel injected
and steppin’ out over the line
Baby this town rips the bones from your back
It’s a death trap, it’s a suicide rap
We gotta get out while we’re young
‘Cause tramps like us, baby we were born to run

Wendy let me in I wanna be your friend
I want to guard your dreams and visions
Just wrap your legs ‘round these velvet rims
and strap your hands across my engines
Together we could break this trap
We’ll run till we drop, baby we’ll never go back
Will you walk with me out on the wire (1)
‘Cause baby I’m just a scared and lonely rider
But I gotta find out how it feels
I want to know if love is wild
girl I want to know if love is real

Beyond the Palace hemi-powered drones
scream down the boulevard
The girls comb their hair in rearview mirrors
And the boys try to look so hard
The amusement park rises bold and stark
Kids are huddled on the beach in a mist
I wanna die with you Wendy on the streets tonight
In an everlasting kiss

The highway’s jammed with broken heroes
on a last chance power drive
Everybody’s out on the run tonight
but there’s no place left to hide
Together Wendy we’ll live with the sadness
I’ll love you with all the madness in my soul
Someday girl I don’t know when
we’re gonna get to that place
Where we really want to go
and we’ll walk in the sun
But till then tramps like us
baby we were born to run

Bruce Springsteen – Nacidos para Correr
En los días que esperamos ansiosamente en las calles
por un desenfrenado sueño americano
Por la noches montabamos a través de mansiones de gloria
en máquinas suicidas
Surgidos de las jaulas de la autopista 9
con ruedas cromada, inyección de combustible
y pasándonos de la raya.
Nena, esta ciudad te arranca los huesos de la espalda
es una trampa mortal, es un golpe suicida
Tenemos que irnos mientras estamos jóvenes
porque vagabundos como nosotros,
nena, nacimos para correr

Wendy déjame entrar, quiero ser tu amigo
Quiero vigilar tus sueños y visiones
Sólo sujétate bien con las piernas a estas llantas de terciopelo
y amarra tus manos a través de mis motores
Juntos podemos romper esta trampa
Correremos hasta que caigamos, nena, nunca regresaremos
¿Caminarías conmigo sobre la línea? (1)
Porque, nena, soy sólo un jinete asustado y solo
Pero tengo que descubrir qué se siente
Quiero saber si el amor es salvaje
nena, quiero saber si el amor es verdadero

Más allá del Palace zánganos impulsados con motores Hemi
gritan por la alameda
Las chicas peinan su cabello en espejos retrovisores
Y los chicos tratan de verse tan rudos
El parque de diversiones se yergue osado y sombrío
Los chicos están amontonados en una nube en la playa
Quiero morir contigo Wendy en las calles esta noche
en un beso eterno

La autopista está atestada de héroes rotos
en un último intento por correr
Todos están huyendo esta noche
pero no hay más lugar donde ocultarse
Juntos Wendy viviremos con la tristeza
Te amaré con toda la locura de mi alma
Algún día, nena, no se cuándo
llegaremos a ese lugar
al que realmente queremos ir
y caminaremos en el sol
Pero hasta entonces, vagabundos como nosotros
nena, nacimos para correr

(1) Wire = alambre o línea sobre la que caminan los trapecistas