La Primera Pilarica que conocí

Fue en 1998 que descubrí la Parroquia Nuestra Señora del Pilar, mejor conocida como la Virgen del Pilar en San Isidro, Lima. Entre agosto y diciembre de ese año estuve llevando unos cursos en el PEE (Programa de Educación para Ejecutivos) de ESAN y una mañana que pasaba por allí a las 11, no resistí y entré, me encontré con la misa diaria del Padre Clemente, a quien luego conocería.

Al año siguiente en una misa dominical el Padre Dositeo, a la hora de los avisos parroquiales, pidió cantores, lectores y gente que estuviera interesada en integrar el equipo de liturgia de la Parroquia. Al día siguiente estuve en la reunión de liturgia y al subsiguiente me integré al Coro Parroquial. En el Coro estuve 7 años, pero eso será materia para una serie de posts que pienso poner en el futuro.

Virgen del Pilar de San Isidro, Lima
Virgen del Pilar de San Isidro, Lima
A lo que me refiero es que conocí la imagen de la Pilarica que se venera en esa parroquia de Lima y siempre había pensado que así era la original, sea de donde fuere la original (de algún lugar de España, seguro).

Creo que fue en el 2003 que me enteré que era una imagen pequeña y luego cuando al año siguiente la Parroquia mandó hacer una Pilarica para organizar la primera procesión de la Virgen del Pilar en San Isidro, el Padre Clemente (¡cuando, no!) nos dice: ¡Pero si la de España es así de pequeñaja! (y nos mostraba cuánto medía con su mano).

Virgen del Pilar de Zaragoza
Virgen del Pilar en Zaragoza
Ahora sé que la Virgen se le apareció el 2 de enero del año 40 al apóstol Santiago y le pidió la construcción de una pequeña iglesia. Lo particular es que esta aparición de la Virgen se produjo estando ella aún viva.

La Virgen del Pilar, la Virgen de Guadalupe, la Virgen de la Candelaria, la Virgen de la Puerta, la Virgen de Copacabana, la Virgen de Coromoto, la Virgen del Rosario, la Virgen de Aparecida, la Virgen de las Mercedes… Hay numerosas advocaciones para la Virgen María.

Muchos dicen: ¡Como mi Virgen de… no hay otra! Pero si todas son una, la Virgen María. A todas les rezamos: “Dios te salve María…”

En ella tenemos a nuestra principal intercesora. A ella la comenzamos a querer cuando comenzamos a querer a nuestras madres.

“María, tú eres mi madre.
María, tú eres mi amor.
María, madre mía, yo te doy mi corazón.”

Este es el coro de la última canción que canté en el Pilar de Lima. Canción poco conocida en México, que he ensañado aquí para cantarla en la Catedral de Tabasco ante la imagen de la Mamita del Tepeyac, la Virgen de Guadalupe.

2 thoughts on “La Primera Pilarica que conocí

  1. Lorena octubre 13, 2008 / 12:39 am

    Hoy estuve en la Parroquia y canté con el Coro ¡y canté el Salmo! Imagina lo que sentí… No hay como cantarle a la Madre en nuestro Pilar…
    Acabo de terminar el post de hoy en la Discoteca de Parroquia, y no podia titularlo sino Cantad, cantad a la Virgen del Pilar.
    ¡Feliz día de la Pilarica!

  2. Helen octubre 16, 2008 / 9:36 pm

    Ayyy… quanta saudade sento no meu coração!!! Cómo extraño los días en la Virgen del Pilar… que días… recuerdo con amor y nostalgia los días en que cantábamos los himnos de Nuestra Sra. del Pilar… el más lindo era el de Zaragoza, pero nosotros cantábamos con sentimiento, punche y todo lo que nuestros corazones llenos de fervor podían ofrecerle… Mis días son llenos de mi Virgen del Pilar, pero como bien dices… María es una… aquí le lloro a Nossa Senhora Aparecida, le rezo a ella, pero al volver al Perú seguiré adorando a mi Pilarica!!!

    Viva Nuestra Señora Virgen del Pilar!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s