El Final Perfecto – Cinema Paraíso

Desde chico fui casi adicto al cine. Recuerdo que a los 15 años ya conocía buena parte de los cineclubes de Lima, el Cine Arte Kunan, el Cineclub del Ministerio de Trabajo, el del Teatro Raimondi, el de la Cooperativa Santa Elisa, el del Colegio Champagnat y algún otro del que no me acuerdo.

En ellos pude ver muchas películas, italianas, francesas, alemanas, estadounidenses, españolas, mexicanas, entre otras. Muchas películas, muchos títulos, muchos finales, muchas canciones, muchos actores, muchos argumentos, muchas historias que me fueron marcando y dejando su pequeña huella, haciendo que todos mis fines de semana se iluminaran con la visión de algún film, unos mejores que otros, y me hicieran conocer la manera de pensar de otras gentes.

Cinéfilo, siempre fui. Por ello cuando un amigo, alumno de Armando Robles Godoy en su taller de cine, me recomendó que viera Cinema Paraíso (“Il Nuovo Cinema Paradiso”) y me dijo que tenía el final más bonito que había visto en su vida, no dudé y me fui al Cine Ambassador a verla un día cualquiera en la función de noche.

Nunca en todos mis años de cinéfilo una película logró conmoverme tanto, nunca un final fue tan perfecto.


Esa secuencia de los besos recortados es de lo más poético y simbólico que alguna vez se filmó.

Creo que al final de la película el personaje se da cuenta, con este testamento que es el rollo de película de los besos, que aunque no veamos por muchos años a los que nos quieren bien, ellos piensan en nosotros y que siempre estamos en sus pensamientos y que buscan la manera de acercarse y de demostrarnos lo importantes que somos para ellos.

Creo también que por más que intentemos ocultar nuestros sentimientos, por más que nos convirtamos en hombres y mujeres de piedra, nuestras vidas siempre están en manos de esos amores que nunca olvidamos y que nunca nos olvidan. Que sólo basta una palabra o cualquier pequeño detalle para que esos sentimientos que creíamos que no existían más, se queden con nosotros y esta vez para siempre.

5 thoughts on “El Final Perfecto – Cinema Paraíso

  1. Lore octubre 9, 2008 / 3:07 am

    Buscaré la película… Lo prometo!

  2. Leticia agosto 1, 2009 / 9:07 pm

    Me parece perfecto lo que escribiste de Cinema Paradiso.

  3. mariia octubre 16, 2009 / 8:47 pm

    Espectacular lo que has escrito de Cinema Paradiso.
    La mejor pelicula que he visto en mi vida.
    Como has contado el final, me ha echo emocionar, por que no lo habia visto de esa manera.
    Beso.

  4. Krivo marzo 20, 2012 / 9:12 pm

    Es curioso lo que ocurre con esta película (a muchos cinéfilos nos pasa). No es exactamente una historia de amor. No es un melodrama. No muere alguien de manera abrupta. No hay un accidente fatal ni funerales repentinos. No hay una enfermedad incurable que se come a algún personaje. Pero provoca emociones indescriptibles, genera lazos, estrecha vínculos, que la transforman en una cinta inolvidable, marca a fuego mi memoria del cine. Y su banda sonora, eriza la piel, te hace carraspear que, ya adulto, uno tiene que dismular que todavía te emociona de esta manera.
    Y el final…. el mejor que he visto. Pura poesía visual y auditiva. Arrolladoramente conmovedor. Inigualable.

  5. cristian junio 12, 2014 / 3:04 am

    porque Alfredo no quería que toto regresara eso no lo entiendo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s